miércoles, 26 de mayo de 2010

Bicentenario

Bicentenario. 200 años de historia... ¿que no es nada?
Compusimos más de 200 partituras.
Nos hemos divertido muchísimo.
Edificamos más de 200 mil escuelas.
Viajamos grandes distancias.
Seguimos apostando a la investigación.
Tenemos 200 grandes empresas.
Mandamos satélites al espacio.
Queremos eliminar el hambre.
Sabemos que el trabajo dignifica.
Nos cuidan más de 200 hospitales públicos.
Luchamos contra la discriminación.
Esperamos urbanizar las villas de emergencia.
Exigimos mayor seguridad.
Prendemos la luz.
Hay más de 200 empresas cotizando en la Bolsa.
Todos los días soñamos nuevos proyectos.
Seguimos recibiendo inmigrantes.
Nos oponemos a las guerras.
Tenemos más de 200 mil ciudades.
Nos impulsan nuestras creencias.

Bicentenario. 200 años de historia.
Somos climas, teatros y pelotas de fútbol.
Estamos aprendiendo, alimentandonos y sonriendo.
Amamos nuestros productos, medio ambiente y nuestros escenarios.
Saludamos nuestras tradiciones, nuestros recursos y nuestro progreso.
Tenemos instrumentos, más de 200 particularidades y desarrollo.
Reunimos artillería, libertad y espiritualidad.
Damos energía y recibimos prestamos, damos calidad y recibimos comercio.
Hacemos negocios, remedios y matemáticas.
Decimos ilustraciones, valores, descubrimientos y fronteras.
Traemos documentación, experiencias y tubos de ensayo.
Sabemos de cultivos, del tercer sector, de fuerzas armadas y de represión.
Vemos reformas, conectividad y reivindicaciones.
Podemos con la maquinaria pesada, con los presupuestos, con las bacterias y con la política.
Queremos rituales, oportunidades y guardapolvos.
Valemos más de 200 clubes, más de 200 mil partículas y más de 200 millones de trajes.
Reimos con placer, con el electorado, en los laboratorios y con el cooperativismo.

Bicentenario. 200 años de historia... ¿qué no es nada?
Nos entrenamos en los gimnasios.
Nos gusta vestirnos a la moda.
Recuperamos una flota de 200 aviones.
Admiramos a nuestros maestros.
Donde plantemos, nuestra tierra fertil brotará.
Descubrimos y combatimos virus.
Usamos más de 200 millones de herramientas.
Inventamos robots.
Continuamos con nuestra capacidad emprendedora.
Hace casi 200 años abolimos la esclavitud.
Somos corteses.
Buscamos la identidad de más de 200 chicos nacidos en cautiverio.
Peleamos contra las adicciones.
Queremos seguir en democracia.
Mejoramos cada día nuestra infraestructura.
No nos olvidamos de la hiper-inflación.
Tampoco perdemos la esperanza.
Seguimos aprendiendo a ser diplomáticos.
No necesitamos camuflarnos.
Y continuamos migrando.

Bicentenario. 200 años de historia.
Hacemos cine, atletismo, creatividad y excursiones.
Damos billetes, agua potable y vacunas.
Reunimos 200 mil extranjeros, mandamientos, decisiones y abogados.
Tenemos medios de transporte, sindicatos y diversidad.
Saludamos a la producción, a la credibilidad, al diseño y a la prevención.
Amamos los buques, la constitución y el mundo.
Estamos exportando, distribuyendo, anticipando y evangelizando.
Somos futuro, integración, talleres militares y actores.
Nos reimos del ocio, con los chicos y del riesgo país.
Valemos el esfuerzo, las estrategias, las potencialidades y la cosecha de maíz.
Decimos higiene, comercio y orden social.
Queremos satisfacción, proveedores, derechos y consumo.
Traemos danzas, originalidad y becas.
Sabemos de racismo, de contactos, de jeringas y amuletos.
Podemos experimentar, obtener más de 200 resultados y pescar.
Vemos arte, indigencia, licitaciones y empresas.

Bicentenario. 200 años de historia... ¿qué no es nada?
Estamos orgullosos de nuestros talentos.
Y somos competitivos.
Con ideas firmes, somos idealistas.
Tenemos más de 200 paisajes deslumbrantes.
Apostamos siempre a un mayor crecimiento.
Protejemos nuestros recursos naturales.
Nos transformamos en un polo informático.
Producimos más de 200 toneladas de materias primas.
Aspiramos a mejorar los salarios.
Proponemos una real inclusión de todos.
Rechazamos cualquier tipo de diferencias de piel o religión, etc.
Queremos nuestro bienestar.
Prometemos respetar la legalidad.
Seguimos construyendo más de 200 mil kilómetros de rutas.
No volveremos a hipotecar nuestro patrimonio.
Organizamos mejor nuestras inversiones.
Queremos tener más de 200 millones de amigos.
Desaprobamos cualquier tipo de ataque.
Debemos preservar nuestra biodiversidad.
Nuestro misticismo es sagrado.
Publicar un comentario en la entrada
 
Website Traffic Statisticsmortgage lenders