viernes, 10 de agosto de 2012

Desiderata: usa protector solar

Para continuar con los discursos inspiradores, elijo otro muy famoso pero no tan conocido. ¿Cómo es eso? Sí, el discurso es famoso, pero la historia de él no tanto. Entonces aprovecho para traducir el discurso (o los discursos, como verán) y contar un poco su interesante historia.

La verdad, el discurso se originó como una columna de opinión que la periodista Mary Theresa Schmich publicó en el Chicago Tribune el 1ro de junio de 1997 y por error se le atribuyó a un discurso de ceremonia de graduación dicho por Kurt Vonnegut. Es posible, por la similitud del tema y del tono, que este basado en el poema Desiderata de 1927 del escritor Max Ehrmann, que lo mantuvo inédito durante toda su vida y se publicó solo después de haber sido encontrado en el lecho de muerte de Adlai Stevenson en 1965, y consiguió fama a partir de una grabaciones de comienzos de los años 1970.

Comencemos por lo más viejo. Esta es la traducción de Desiderata:

Andá plácido entre el ruido y el apuro, y recorda la paz quee puede haber en el silencio. En lo posible y sin rendirte mantené buenos términos con todas las personas. Decí tu verdad con tranquilidad y claridad; y escuchá a los otros, incluso los aburridos y los ignorantes también tienen su historia.

Evitá a las personas ruidosas y agresivas, son irritantes al espíritu. Si te comparás con otros, puede que te amargues y te vuelvas vanidoso; porque siempre habrá personas mayores y menores que vos.

Disfrutá tus logros como también tus planes. Mantenete interesado en tu propia carrera aunque sea humilde; es un verdadero tesoro en el fortuito cambio del tiempo.

Ejercitá la prudencia en tus asuntos comerciales, porque el mundo está lleno de artimañas. Pero no dejes que esto te enceguezca de la virtud que existe; muchas personas luchan por los ideales nobles y en todos lados la vida está llena de heroismo.

Se vos mismo. En especial no finjas el afecto. Tampoco seas cínico con el amor; porque frente a toda la aridez y desilusión es tan perenne como el pasto.

Acepta con amabilidad el consejo de los años, rendite con gracias a las cosas de la juventud. Nutrí la fuerza del espíritu para que te proteja en la repentina desgracia. Pero no te angusties con pensamientos erróneos y oscuros. Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.

Más allá de una disciplina sana, se gentil con vos mismo. Sos un niño del universo, no sos menos que los árboles o las estrellas; tenes el derecho de estar acá.

Y sea que lo tengas claro o no, no tengas ninguna duda de que el universo se desarrolla como debería. Por lo tanto andá en paz com Dios, cualquiera sea tu idea de Él y tus labores e inspiraciones, en la ruidosa confusión de la vida mantené la paz en tu alma. Aún con toda la farsa, el sacrificio y los sueños rotos, continúa siendo un mundo hermoso.
Se alegre.
Pelea por ser feliz.


Pero volvamos a "Usa Protector Solar" y su leyenda urbana que lo confundió con un discurso. El nombre original del artículo fue: "Los consejos, como la juventud, es probable que se desperdicién en los jóvenes" (Advice, like youth, probably just wasted on the young) porque Mary Schmich lo pensó como los consejos que ella le diría a los estudiantes en un discurso de graduación. Internet mediante, las cadenas de correos electrónicos lo desparramaron como un discurso de graduación del MIT atribuido a Kurt Vonnegut, y a pesar de las explicaciones y pruebas ofrecidas por la autora para 1999 ya se había transformado en una leyenda urbana.
Más allá de toda esta polémica, en el mismo 1999 el director australiano Baz Luhrmann produjo un álbum llamado "Something for Everybody" (Algo Para Todos) con nuevas versiones de canciones usadas en sus filmes, y usó una versión remixada del tema de Rozalla "Everybody's Free (To Feel Good)"/"Todos somos libres (Para sentirnos bien)" de 1991 como base musical para la letra de aquella columna de opinión.
A partir de ese momento surgieron miles de versiones de este tema, que se usó como parte de la banda de sonido de William Shakespeare's Romeo + Juliet de 2007 y hasta la agencia de publicidad brasileña DM9DDB la usó para una publicidad. Se tradujo la narración a varios idiomas y se transformó en un éxito absoluto en todo el mundo.

Esta es la traducción de la columna original:



Damas y caballeros de la clase de 1997:
Usen protector solar.

Si solo pudiera ofrecerles un consejo práctico para el futuro, sería el protector solar. Los ciéntíficos han probado los beneficios a largo plazo del protector solar, mientras que el resto de mis consejos no tienen bases más confiables que mi propia experiencia zigzagueante. Ofrezco ahora este consejo.

Disfrutá el poder y la belleza de tu juventud. Ah, no importa. No entenderás el poder y la belleza de tu juventud hasta que se haya marchitado. Pero confia en mi, en 20 años mirarás las fotos de vos mismo y recordarás de una forma que no puedes captar ahora, cuantas posibilidades tienes por delante y que fabuloso te veías. No estás tan gordo como lo imaginas.

No te preocupes por el futuro. O preocupate, pero sabiendo que preocuparte es tan efectivo como tratar de resolver un problema de álgebra masticando chicle. Los problemas reales en tu vida pueden ser cosas que nunca se cruzaron por tu mente preocupada, de los que te agarran desprevenido a las 4 de la tarde en algún martes cualquiera.

Todos los días hace algo que te asuste.

Cantá.

No seas imprudente con los corazones de los demás. No aguantes a la gente que es imprudente con el tuyo.

Mandate la parte.

No pierdas el tiempo en celos. A veces estás adelante, a veces detrás. La carrera es larga y, al final, sos vos quien la corre.

Acordate de los elogios que recibas. Olvidate de los insultos. Si tenes éxito haciendo esto, decime cómo se hace.

Guarda tus viejas cartas de amor. Tirá los viejos extractos bancarios.

Estirate.

No te sientas culpable si no sabes que hacer con tu vida. Las personas más interesantes que conozco a los 22 años no sabían que querían hacer con su vida. Algunas de las personas de 40 años más interesantes que conozco todavía no lo saben.

Tomá mucho calcio. Se bueno con tus rodillas. Las extrañarás cuando te fallen.

Tal vez te cases, tal vez no. Tal vez tengas hijos, tal vez no. Tal vez te divorcies a los 40, tal vez bailes el baile del pollito en las bodas de brillantes. Lo que sea que hagas, no te felicites mucho ni te reprendas a vos mismo. Siempre tenes la mitad de las chances. Como todos los demás.

Disfruta de tu cuerpo. Usalo en todas las formas que puedas. No le tengas miedo ni tengas miedo de lo que otros pueden pensar sobre él. Es el instrumento más grande que hayas poseido.

Baila, incluso si el único lugar donde podes hacerlo es tu sala de estar.

Lee las instrucciones, aunque no las cumplas.

No leas revistas de belleza. Solo te van a hacer sentir feo.

Aprendé a conocer a tus padres. Nunca sabes cuando se irán para siempre. Se bueno con tus hermanos. Son tu mejor enlace a tu pasado y las personas que más van a permanecer fieles contigo en el futuro.

Entendé que los amigos van y vienen, pero que debes agarrarte a unos pocos apreciados. Trabajá mucho para acortar distancias geográficas y de estilo de vida, porque cuanto más viejo seas más vas a necesitar a la gente que conociste cuando eras joven.

Viví una vez en Nueva York, pero mudate antes de que se te haga difícil. Viví en el norte de California alguna vez, pero mudate antes de que te ablande. Viaja.

Aceptá algunas verdades ineludibles: los precios aumentarán, los políticos serán mujeriegos, y vos también envejecerás. Y cuando lo hagas fantasearás con que cuando eras joven los precios eran razonables, los políticos eran nobles y los chicos respetaban a los mayores.

Respetá a tus mayores.

No esperes que nadie te mantenga. Quizás tengas un fideicomiso. Quizás tendrás un esposo rico. Pero nunca sabes cuando cualquiera se puede agotar.

No hagas mucho lío con tu cabello o para cuando tengas 40 vas a parecer de 85.

Tené cuidado con lo que te aconsejan, pero se paciente con quienes te aconsejan. Aconsejar es una forma de nostalgia. Ofrecer consejos es un modo de rescatar el pasado de los desechos, limpiarlo, pintar las partes feas y reciclarlo para darle más valor.

Pero haceme caso con lo del protector solar.
Publicar un comentario en la entrada
 
Website Traffic Statisticsmortgage lenders