viernes, 11 de marzo de 2011

Vivir es para valientes

Reflexión sobre la felicidad del amor dedicada al Chocolatito Scout de mi amor. Él siempre es mi inspiración:


Todos nacemos desnudos. Venimos sin nada, puros e inocentes y con un enorme propósito: aprender a encontrar la felicidad del amor.
Esa felicidad del amor no se compra y la mayoría de las veces se consigue sin que nos demos cuenta...

Aprender a encontrar la felicidad del amor no es una tarea fácil y por eso no todos la encuentran. Unos se gastan la vida acumulando dinero porque piensan que la pueden comprar, otros pierden la vida preocupados por cosas que parecen importantes pero solo ocupan tiempo o espacio y algunos se pasan la vida con los ojos vendados, los oidos tapados y la boca amordazada... Sin animarse a ver con atención, sin coraje a escuchar con emoción y sin valentía para gritar con pasión.

Así escondidos en las sombras se pasan la vida vacía y lejana del aprendizaje de encontrar la felicidad del amor... y mueren sin nada importante, sin pureza, sin inocencia y vestidos de miedo o vergüenza. Entierran el cuerpo junto con la única oportunidad que tuvieron y desperdiciaron de aprender a encontrar la felicidad del amor.


Por favor, Bagual achocolatado, no me hagas doler el corazón al dejar que se te pase la existencia vacía de propósito, no sigas asustado en el "no puedo" mientras se te derrama la única oportunidad de vivir de verdad, no le causes dolor a mi alma perdiéndote las lecciones del aprendizaje de encontrar la felicidad del amor JUNTOS.

Animate a esta aventura de vivir... y yo me arriesgo junto a vos, porque Te Quiero Mucho.
Publicar un comentario en la entrada
 
Website Traffic Statisticsmortgage lenders