domingo, 8 de agosto de 2010

Errores de Dios... ??

¿Dios comete errores?
Esa creo que es una de las preguntas que la humanidad se ha hecho desde el comienzo de los tiempos y que sin importar las corrientes filosóficas que se representen o las religiones que se crean, todavía nadie ha podido responder.
Generalmente se nos aparece esta pregunta cuando muere algún ser querido, o cuando algo que nos hace muy bien se termina... Un dicho que es usado para consolarnos en esos momentos es que "El Señor trabaja en formas misteriosas" y tenemos que confiar en el plan divino.
Igualmente todos los seres humanos somos mortales. Sabemos que nacemos y en algún momento nuestra vida terminará, lo único que no sabemos es cuando. Esto puede de alguna forma racional ayudarnos a darnos consuelo; para los creyentes católicos existe la Vida Eterna y para los creyentes de otras religiones habrá reencarnación o diferentes eventos espirituales. ¿Serán esas las formas misteriosas del trabajo del Señor?
Cuando algo que nos hace muy bien termina es más difícil encontrar un consuelo tan racional. Las cosas que nos gustan y más cuando nos hacen bien, queremos que duren para siempre. Pero no podemos controlar todo y no todo depende de nuestra voluntad exclusivamente, las personas que nos rodean también ejercen su voluntad para bien o mal de nuestros deseos.
Pero creo que hay algo que ninguno puede controlar y es el tiempo... o los momentos.
Como dije antes sabemos que vamos a morir, pero no sabemos cuando. No tenemos el poder de controlar cuando moriremos (excepto en los casos de suicidio), como tampoco podemos elegir cuando queremos que nuestros seres queridos lo hagan. Si fuera posible todos desearíamos que nuestros familiares vivieran eternamente a nuestro lado.
Lógicamente que es muy diferente la situación respecto de los acontecimientos que nos hacen bien. En esos casos las cosas nos pasan porque buscamos que nos pasen, porque hacemos lo más que podemos porque sucedan. Pero no siempre suceden en el momento en que las esperamos... pueden suceder antes o después dependiendo no solo de nuestra voluntad, sino también de las acciones de otras personas.

¿Y que pasa con los hechos inesperados? ¿Qué pasa cuando nos pasa algo que nos sorprende y nos maravilla, y que aunque no lo buscamos también nos hace bien?
¿Dios comete errores cuando nos suceden hechos inesperados? Puede suceder que estas sorpresas nos hagan cambiar los planes, nos interrumpan en alguna búsqueda, nos compliquen los acontecimientos o retracen la llegada de eso que nos hace bien. O incluso puede suceder que ese hecho sorpresivo termine por hacer concluir aquello otro que tanto buscamos y nos hacía tan bien.
Algo así me pasó en este tiempo. Y por eso me pregunto si es que ¿Dios comete errores?
Conseguí lograr lo que me parecía inalcanzable, llegué a donde pensaba que era imposible, cumplí lo que desde chica había soñado. Esos sueños que van creciendo junto con nosotros y que cuanto más tiempo pasa más importantes se nos hacen, yo logré cumplirlo. Y a la vez ese sueño enorme me permitió cumplir otro par de sueños más pequeños que creo que de otro modo hubieran sido bastante difíciles... pero sucedió algo inesperado.
Se me apareció una persona muy, pero muy especial en mi vida que conocí gracias a haber podido cumplir mi sueño. ¡Que paradoja! Si no hubiese cumplido mi sueño no podría haber conocido a esta persona, pero a la vez el haber conocido a esta persona me destruyó mi sueño en miles de pedacitos.
Como decía antes los seres humanos no podemos controlar los momentos. Supongo que si hubiese conocido a esta persona antes de cumplir mi sueño, tal vez no lo hubiese cumplido nunca. O si lo hubiese conocido muchísimo después de haber mantenido mi sueño por un largo tiempo no me dolería tanto en el alma que mi sueño se termine tan pronto.

¿Será que Dios comete errores? ¿Será que Él tampoco puede controlar los momentos en que ciertas situaciones suceden?
Me lo pregunto y no le encuentro respuesta. Me encuentro con que Dios me dió la posibilidad de cumplir lo que tanto quise, pero por un tiempito muy demasiado corto. El sueño que perseguí por más de 20 años, apenas pude experimentarlo por dos años.
Me lo pregunto y no le encuentro respuesta. Esta persona aparece en mi vida demasiado pronto al comienzo de mi realización y yo aparezco en su vida demasiado tarde pues ya tiene una familia... y estos sentimientos que compartimos aparecen en mi vida por primera vez con tanta profundidad y en la vida de él reflorecen después de tantos años de olvido.
Y termina sucediendo que mi impulsivo corazón queda destrozado por la conclusión prematura de mi sueño y herido porque la causa de ese final es esta persona tan especial; y a la vez mis sentimientos por esta persona han crecido de forma exponencial. Un verdadero nudo que mi razón no puede entender, pero que mi ser no puede evitar.
¿Será que Dios comete errores? ¿Ustedes que creen?
Publicar un comentario en la entrada
 
Website Traffic Statisticsmortgage lenders